Retiro

Coaching en Madrid ¡Estoy bloqueado, me siento atrapado! Siento que no avanzo. ¡Estoy bien!, pero … ¡necesito dar algún paso!, ¡No sé cuál, ni cómo, ni cuándo!

¡Pero necesito avanzar y siento que todo avanza y yo…!

Acudir a coach en este tipo de situaciones, nos puede abrir nuevos horizontes y ayudarnos a encontrar nuestras propias soluciones. El coach no da soluciones, ni fórmulas mágicas. El coach es un acompañante, facilitador que te ayudará identificar tus inquietudes para convertirlas en acción.

El Coaching es una experiencia entre un coach y un cliente. El objetivo es entablar una conversación sobre aspectos prioritarios para el cliente.

Las preguntas en el proceso de Coaching en Madrid que van dirigidas al cliente son diversas y no se establecen previamente, sino que es un proceso fluido y espontáneo.

El proceso de Coaching, ayuda al planteamiento de las preguntas adecuadas que permiten encontrar las respuestas esclarecedoras. En un proceso de Coaching, tanto el coach como el cliente, están encaminados hacia la fórmula de la felicidad, o cuanto menos, provocar el éxito y la propia satisfacción al propio cliente. Se puede decir, el coach colabora con el cliente para encontrar la llave que abre las puertas hacia el camino más idóneo para el cliente.

Las conversaciones que se desarrollan en el proceso de Coaching entre el coach y el cliente, renuevan, estimulan  y preparan al cliente para la acción.

Es imprescindible que el cliente esté dispuesto, o por lo menos, predispuesto a realizar el cambio. Es decir, los resultados que se pueden obtener durante el proceso de Coaching en Madrid, dependen del cliente. El Coaching para el coach, es la herramienta para impulsar el motor personal o laboral del cliente. En definitiva, si se está dispuesto y se tiene la actitud de cambio, el resultado es óptimo.

Si el cliente tiene ganas de cambio, pero que no está  preparado para ello, es entonces cuando la labor o profesionalidad del coach entra en acción y ayuda al cliente, a que ese cambio tan buscado sea capaz de elaborarlo y conseguirlo.

¿Cuántas veces te has planteado el gran propósito del Año Nuevo? Y, ¿cuántas veces has conseguido el gran propósito? Un proceso de Coaching facilita ese camino hacia ese gran propósito. Los tres elementos: Coaching coach y cliente, son imprescindibles para conseguir ese gran propósito. Y por ese motivo, la idea de realizar un programa de este tipo, ayuda y facilita sobre todo en tiempo y esfuerzo, el poder conseguir ese proyecto tan querido y buscado.

 

Suscribirte a nuestro blog